sábado, 4 de agosto de 2012

Entrevista al ex Ministro, Domingo F. Cavallo



José Atencio: ¿Cómo ha venido evolucionando la economía argentina en los últimos años y qué panorama se vislumbra en los próximos meses? ¿Qué pasa con el dólar paralelo y la inflación?


Domingo Cavallo: Tenemos muchos problemas, y problemas difíciles de resolver, sobre todo para un gobierno que ha perdido credibilidad.
El problema principal es que hay una gran distorsión en los precios relativos de la economía… Hay alta inflación, pero además (…)  hay muchos precios atrasados en la economía. Cualquier cosa que se haga para, por ejemplo, reactivar la economía, que obviamente ha entrado en una suerte de estancamiento, incluso de recesión, exacerbaría aún más la inflación.
…Las economías regionales están sufriendo mucho… Porque, obviamente que, con una brecha oficial entre el dólar oficial y el paralelo del 40%, muchos costos e insumos ya están al nivel del dólar paralelo, pero las exportaciones y los precios de venta...  Hay problemas muy serios… Se requiere un proceso de liberalización de la economía, que los precios de mercado, incluso el precio del dólar se fije libremente en el mercado, sin intervención del gobierno. PERO, para un gobierno que tiene tan poca credibilidad como este, esto podría desatar a su vez una suerte de “Rodrigazo”.

José Atencio: En uno de sus últimos libros, en "Estanflación", Ud. hacer referencia a una posible solución a este problema de la inflación, por ejemplo, el establecimiento de una regla monetaria...

Domingo Cavallo: El Banco Central se niega a hablar de inflación. El gobierno miente sobre la inflación; así es que, mal puede , en este momento, este Banco Central, por ejemplo, lo que otros Bancos Centrales han hecho, que se llama una política monetaria enderezada a ciertas metas de inflación… Lo que yo propongo en el libro “Estanflación” es un programa integral de lucha contra la inflación, pero para recrear condiciones que alienten la inversión, el aumento de la productividad, de la reinserción de Argentina en el mundo; por supuesto que permitan la creación de empleos productivos, y que eso genere ingresos para la gente que le permita sostener un creciente nivel de vida.

José Atencio: La tasa de interés de interés REAL de nuestra economía es actualmente NEGATIVA… ¿esto es conveniente para alentar las inversiones en Argentina?

Domingo Cavallo: No, no es un incentivo a la inversión, porque como la demanda está en general deprimida, y como hay tantas trabas para llevar a cabo proyectos eficientes de inversión, incluso hay trabas para llevar adelante los procesos productivos, derivados muchos insumos importados tienen dificultades para el abastecimiento, entonces, las tasas negativas hacen que la gente vayan al dólar, o a otras monedas extranjeras, y que traten de transferir sus ahorros al exterior, y eso explica la brecha entre el dólar paralelo y el oficial.

José Atencio: La existencia de IMPUESTOS DISTORSIVOS en la economía parece que va a continuar, y se suma a esta situación, el financiamiento fiscal a través de la emisión monetaria ¿qué impacto tiene esto sobre la actividad económica? ¿puede afectar aún más a la inflación?


Domingo Cavallo:  Y sí, porque el ritmo de expansión está en el orden del 40%, pero además los impuestos distorsivos en sí mismo tienen efectos inflacionarios, porque encarecen los costos de producción y le quitan competitividad a la economía. Y luego entonces, los sectores, con justa razón, demandan un mayor ritmo de devaluación. Y todo eso, aunque el gobierno no esté concediendo este mayor ritmo de devaluación, la moneda se devalúa en el mercado paralelo, y eso afecta a las expectativas de inflación. Los impuestos distorsivos son muy negativos. Imagínese, en la década del 90 habíamos eliminado una gran cantidad de impuestos; me recuerdo que había impuestos que gravaban específicamente a la vitivinicultura o a la venta de vinos y champanes, y alcoholes, etc.… Todo eso lo fuimos eliminando. También habíamos dispuesto que las provincias debían eliminar (el impuesto a los) Ingresos Brutos en las etapas intermedias, es decir, en la etapa industrial, en la etapa agropecuaria, y sólo cobrar en las ventas finales. Pero ahora, casi todas las provincias ya han vuelto a reinstalar impuestos a los ingresos brutos, que tienen efectos cascada, efecto piramidal, que tienen efectos muy negativos, sobre todo para las empresas pequeñas y medianas que no están verticalmente integradas, no?   Después está el tema de los aportes patronales jubilatorios. Nosotros, en una época, habíamos reducido los aportes patronales jubilatorios, que encarecen la mano de obra, obviamente, y en otra época, a través de los planes de competitividad, habíamos dispuesto que se tomen como pago a cuenta de I.V.A. para que no incidan en los costos. Pero ahora no existe ninguno de esos dos mecanismos, por lo tanto, el costo laboral, es no sólo el salario del bolsillo del trabajador, sino todos estos impuestos, que la patronal tiene que pagar sobre ese costo laboral. Después están las retenciones a las exportaciones; no sólo en el campo, o sea, no sólo para la soja, el maíz, el trigo, sino también para los productos de las economías regionales y para la industria manufacturera, que también paga un 5% de retención. Además, me han comentado que se están demorando mucho: tanto la devolución del IVA, como los reintegros a las exportaciones. Así que todo eso crea un desaliento a la inversión, a la producción, le quita competitividad a la economía argentina. Y en el pasado se pensó que eso se resolvía con un tipo de cambio real alto, es decir que, de alguna manera, una moneda muy devaluada, “tapaba” todos estos problemas; pero obviamente que… la inflación ha ido erosionando este tipo de cambio real alto, y por otro lado, si ahora por ejemplo, recurrieran a una fuerte devaluación, obviamente que corren el riesgo que se desate un “rodrigazo”, no? Porque como hay muchas tarifas de servicios públicos atrasadas, tendrían que acompañar la devaluación con un tarifazo, y los sindicatos, obviamente que inmediatamente pedirían aumentos de salarios nominales del mismo orden de magnitud. Entonces, un mes o dos meses después de ese golpe, la inflación estaría al doble o al triple de lo que está ahora.

José Atencio: Usted fue convocado a Grecia y a España a dictar conferencias, con motivo de la crisis que tienen aquellos países… También dicta clases en la Universidad de Yale. Le consultamos: ¿Se puede aplicar la “solución a la Argentina” en aquellas economías?


Domingo Cavallo:  Ellos le llaman solución “a la Argentina” lo que aquí fue la pesificación y la devaluación del 2002 que en Grecia sería la dracmización (pasar del Euro al dracma), y en España sería pasar del Euro a la Peseta. Pero obviamente que esos países, mirando precisamente la experiencia de Argentina, no quieren  saber nada con esa supuesta solución. Ellos no son tontos, y se dan cuenta que puede ser una solución transitoria, para exportadores, o para gente que está muy endeudada en euros, y que se le convertirían esas deudas en dracmas o en euros. Pero para el pueblo griego o para el pueblo español, significaría una fuerte reducción en los niveles de vida, porque la devaluación, provocaría aumento de muchos precios y obviamente los salarios no se ajustarían, y el ajuste fiscal se daría en esas economías a través de mecanismos transparentes, o de recorte de gastos, sino que se daría a través de un golpe inflacionario. Pero ¿qué ocurre? Después les quedaría la inflación, como herencia, que es lo que nos ha pasado a nosotros. Amén de que, fíjese lo que nos ha pasado a nosotros en Argentina: diez años después o doce años después, once años después de ese golpe que significó la pesificación o la devaluación, estamos pagando primas de riesgo que son casi tan altas como las de Grecia, y el doble de las que paga España, o las que paga Italia; así es que mal se puede sugerir que la solución de esos países pasa por un golpe inflacionario como el que se introdujo aquí en enero del 2002. Por eso, los gobiernos no están recurriendo a ese mecanismo. Lo que sí están pidiendo (y es muy razonable que lo pidan, y afortunadamente parece que ahora el Banco Central Europeo está respondiendo afirmativamente es que la política monetaria del BCE preste más atención a la situación de las economías que están en crisis, como por ejemplo España, Grecia, Italia, Portugal e Irlanda; y no tanto a las economías que están florecientes como es el caso de Alemania y de algunos otros países del norte de Europa.

José Atencio: ¿Se demoró el BCE, no?

Domingo Cavallo:  Se demoró  sí, pero afortunadamente Mario Dragui hace algunos días anunció que van a hace todo lo que esté a su alcance, todo lo que sea necesario, para mantener la integridad del euro. Eso no significa el que valor del euro tendría que mantenerse. El euro se tendría que depreciar y estar más cerca del valor del dólar. Porque la exagerada apreciación del Euro... Recuerden que de 0,8 UDS/Euro que valía cuando a mí me tocó se Ministro de Economía en el 2001, llegó a 1,6 , ahora está en 1,2 … Quizás un valor más razonable para el Euro es que esté cerca de la unidad, es decir, que sea parecido al dólar. Eso obviamente, ayudaría mucho a España, Italia, porque les ayudaría a ser más competitivos y salir de esta situación crítica que están con más exportaciones, con más turismo, con más actividades que le generen euros, no? Pero yo creo que va en camino de buscar una solución de ese tipo. Por supuesto que son países que se han excedido en los gastos, que tienen déficits altos, y por lo tanto la reducción del gasto y la reducción de los déficits es ineludible. Los que dicen que eso es solamente recesivo, y pregonan la solución a la “Argentina”, como ellos le llaman, están engañando a la gente, porque ellos lo que proponen es reducir el déficit vía un golpe inflacionario. Pero eso deja consecuencias muy negativas hacia el futuro. Por eso los Europeos (yo creo)  que no lo van a hacer.

José Atencio: El déficit fiscal de las provincias y de la nación no puede financiarse con crédito internacional… ¿cómo se sale del brete fiscal?


Domingo Cavallo:  El tema fiscal, yo creo que no es un problema de las provincias, como sí lo era en el año 2001, sino que es un problema de la nación. Porque actualmente, las provincias tienen problemas de déficit, porque la nación no les ha estado enviando todo lo que hubiera correspondido en materia de coparticipación federal de impuestos. Se ha apropiado… Primero, muchos de los impuestos distorsivos, lisa y llanamente, no los coparticipa, o los coparticipa en un porcentaje en un porcentaje muy inferior a lo que dice la Ley de Coparticipación. Después, el gobierno nacional se ha apropiado de los fondos que antes iban a las cuentas individuales de los jubilados (…) Para financiar esa asignación de fondos que iba a la cuenta de los jubilados, las provincias habían cedido un 15% de la masa de los recursos coparticipables en la década de los ’90, y resulta que ahora cuando la nación se apropió de lo que… del dinero de los futuros jubilados, y ahora va a las arcas de la nación, no le devolvió (el gobierno nacional) a las provincias el 15% que las provincias ponían. Por eso la ANSES tiene recursos que no destina a jubilaciones sino que los destina a muchos otros usos, pero lo resuelve la nación y las provincias tienen que andar mendigando algo que en realidad, les hubiera correspondido recibir de forma automática.

Déficit a nivel Nacional


Ahora, el déficit nacional tiene un origen muy claro; el gobierno ha dado subsidios sociales y no sociales. Los subsidios sociales se justifican, porque son necesarios para que, por ejemplo, la gente que no tiene salario familiar tenga, sin duda, una Asignación por Hijo… Eso me parece muy bien, pero los subsidios no sociales, que son los subsidios al transporte, a la energía, a la electricidad, al gas, y cuyos beneficiarios no son necesariamente los más pobres; y si quisiera darse un subsidio para que los más pobres puedan pagar los gastos de transporte, de electricidad y gas, habría que focalizarlos en ellos… Pero no; este es un subsidio “generalizado” y que compensa o trata de compensar el atraso tarifario, pero que asciende ya a casi 80.000.000.000 de pesos anuales; es una barbaridad ¿no? Así que el gobierno si implementara un buen plan de estabilización como el que yo propongo en mi libro, obviamente que tendría que eliminar estos subsidios, pero eso requeriría ajustes de tarifas, del transporte de la electricidad, del gas, que si las hace un gobierno no creíble, la gente las va a ver como un tarifazo, y como yo le decía al principio, va dar lugar a un “rodrigazo” ¿no? Y vamos a estar peor todavía, y el problema de los subsidios no estaría resuelto, porque las tarifas volverán a quedar atrasadas después de ese primer tarifazo. Entonces, eso no es de sencilla solución. Lamentablemente, habrá que esperar, para mí, según mi opinión, para que haya una solución buena y completa, que cambie el gobierno. Y esto se va a producir concretamente, el 10 de diciembre del 2015. Por lo cual, los próximos tres próximos años van a ser tres años políticamente muy importantes porque se tendrá que estar conformando la alternativa que pueda proveer un buen gobierno a partir del 10 de diciembre del 2015.

José Atencio: ¿Un panorama bastante desafiante para los argentinos,  o no?

Domingo Cavallo:  Yo creo que mejor que nos pongamos todos a ver qué puede hacer cada uno, par que esta situación se revierta, porque si no, vamos a estar cada vez peor.

José Atencio: Le agradecemos mucho el contacto… Cuéntenos ¿por dónde anda ahora?

Domingo Cavallo:  Yo ahora estoy en Argentina, pero a partir del 28 de agosto ya tengo que estar de nuevo en los Estados Unidos, porque estoy dando clases en la Universidad de Yale, y este año voy a dar el seminario y el curso que normalmente doy en semestres separados, este año voy a dar todo el semestre de otoño, es decir, desde setiembre a diciembre estaré allá. Pero a mediados de diciembre estaré allá.  Y si Dios quiere, el año próximo voy a estar la mayor parte del año en Argentina.


Entrevista realizada el lunes 30 de Julio de 2012
Grabado en exclusiva para FM LIBERTAD 102.5
Programa “Clima de Negocios”



No hay comentarios:

Publicar un comentario